CIUDADES, Sin categoría

La cultura underground muestra su “glamour” en París

Un nuevo vaivén en el mundo de las tendencias locales y nostálgicas ha producido en París, en la Maison Rouge, una reciente exposición dedicada a iconos y símbolos de la cultura francesa underground bajo el título de “Contra-cultures 1969-1989”, que estará abierta hasta el 21 de mayo.

El anti-confomismo y la contestación difundidos por Hara-kiri, magazine satírico precursor de Charlie Hebdo, la provocación de la musa transexual Marie France, carteles, iconos de la militancia política, en total casi 700 obras realizadas por sesenta artistas, se presentan ahora en la Maison Rouge de París.

UNG

Manifestación en París contra las iniciativas para eliminar a los homosexuales lanzadas por Anita Bryant en USA, 1977 © Cathy Bernheim

A través de la exposición se descubre artistas marginales (artistes trash) como Jean-Louis Costes o Roland Topor que simbolizan el lado  subversivo, anticlerical y rock and roll de este período de la historia francesa más reciente.

“Quiero contar una historia del arte diferente de la que nos han enseñado””, dice el comisario de la exposición, François Piron. Esta otra historia tiene en cuenta los lugares olvidados, las cárceles y los suburbios. Todo ello está lejos de la historia del arte que a Francia le gusta contar. A lo largo de los años 1970, el país galo asiste a la llegada del desempleo masivo, los suburbios cambian de imagen hacia el “guetto” de las ciudades dormitorio y nacen las revueltas.

MUJER 2

La escultura Au nom du père (1977) de Raymond Arcier, en el centro de la exposición de París

“Hemos querido mostrar -dice Piron- las posturas rebeldes y contestatarias de 1969 a 1989. La exposición exhibe símbolos y objetos de formas de oposición irónicas, sarcásticas y destructoras que se atomizan en micro-grupos autónomos en el seno de una sociedad como la de la época”.

FullSizeRender

Todo un sentimiento anti-policía y, en términos generales, contra la autoridad que se ve reflejado con dinamismo en esta muestra inaugurada por la propia cantante  Marie France. “En los años 70 yo fuí la musa de movimientos muy revolucionarios tanto de mujeres como de homosexuales”, dijo en la apertura Marie, considerada uno de los más importantes símbolos de aquella época.

El período que abarca la exposición se caracteriza por un resurgir de la creación cultural  en contra del “establishement”, marcado por dos acontecimientos que llevan a la decepción frente a la esperanza de una revolución. En este sentido, la contracultura se alimenta del fracaso político.

UNDER 3

Vista de la exposición “L’esprit français. Contre-cultures, 1969-1989”. (© Marc Domage)

La primera desilusión comenzó en 1969. En mayo de 1968, Francia se agita durante un mes. Hartos de una sociedad autoritaria y paternalista, los jóvenes denuncian el capitalismo y la estricta moral gaullista, y se manifiestan a favor de la libertad sexual y de más derechos para las mujeres. Se hace una huelga que pasará a la historia y que hará correr mucha tinta, sin más consecuencias visibles.

La siguiente decepción se produce en 1981. La llegada de Francois Mitterand al poder despierta una esperanza general, pero su mandato no resulta convincente.

UNDERGROUND

Le Torchon brûle, n° 1, 1971. (© Courtesy Collection Dixmier)

Es en este mundo político que ha resultado decepcionante donde germina una buena parte del underground francés y donde se verá el nacimiento de una prensa subversiva y nihilista. Así queda dibujado el marco temporal que propone abarcar la actual exposición de la Maison Rouge parisién.

Foto primera: Miembros de las bandas de Gazolines y de To the Top  en Les Halles de París, en 1975 © Philippe Morillon

Anuncios