Mes: junio 2016

Caspar David Friedrich, el gran romántico del arte alemán

En una sala de la Gemalde Galerie, del Museo Dahlem de Berlín, hay cinco telas que sorprenden al visitante por su dimensión del espacio, por la profundidad del paisaje y el juego de luz: son cinco cuadros de Caspar David Friedrich (1774–1840), el más interesante, posiblemente, de los pintores románticos europeos. La revalorización de la pintura y de los dibujos de Caspar D. Friedrich es un fenómeno de los últimos años. Y más que a una moda pasajera, responde a una nostalgia visual y sentimental. En efecto, en este pintor de vida solitaria y torturada se encuentra, más que en cualquier otro, ese sentimiento del paisaje que los románticos descubrieron, tanto en la pintura como en la poesía. En sus obras la naturaleza, el puerto, las marinas, la luz son imágenes impregnadas de vivencia de sensaciones y de sentimientos, a pesar del realismo rígido de los objetos, de la consecuencia de su constructivismo. Es imposible no asociar el arte de Friedrich a los textos de los poetas alemanes casi contemporáneos, ya que mantuvo amistad con …

Tocado por la rara gracia del talento

¿Quién duda todavía que el escritor estadounidense Bret Easton Ellis no es el mejor novelista de todos los tiempos? ¿Quién duda que Cervantes, Shakespeare, e incluso Dante u Homero lo esperan en el limbo de los genios para declararlo rey absoluto de toda esta cosa llamada Literatura? Por supuesto que estoy exagerando, pero si has leído hasta aquí es porque eres un lector impresionable o escéptico, o escrupuloso, y confías demasiado en tu absurda e irrelevante opinión literaria. Ya es hora de que te caigas del burro, pues si has llegado a este punto es porque no sabes mucho del tema o tal vez nunca has oído hablar del inconmensurable Bret Easton Ellis. Paladea ese nombre. Invoca a Zeus para que te permita conseguir alguno de sus libros. A lo mejor he hiperboleado un poquito y se me fue la mano diciendo que es el mejor y esto y lo otro. No voy a exagerar tanto, solo voy a escribir que es el mejor novelista de la historia y que Tolstoi y compañía, a su …

Red Grooms, precursor del cómic urbano

Historias tridimensionales de Nueva York Como diseñador pintor, escultor, grabador y  cineasta,  Red Grooms ha sido un creador ciertamente muy prolífico, calificado por algunos como artista multimedia  que retrata en sus obras frenéticas escenas de la vida urbana contemporánea. Su trabajo gráfico no  sólo abarca una gran variedad de formas de arte incluyendo grabados, litografías (dos y tres dimensiones) sino también monotipos, grabados en madera y galerías de símbolos pintados con spray. A lo largo de finales de 1980 y mediados de la década de 1990 el artista, nacido en Nashville en 1937, se dedicó a una serie de obras tridimensionales llamadas Historias de Nueva York por las cuales es bien conocido y admirado. Empleando la forma creada por él mismo de la llamada “sculpto-pictorama, Grooms crea Ruckus Manhattan (1975) que  ejemplifica las instalaciones de técnica mixta que se convertirían en propias de su  firma. Estas construcciones tridimensionales vibrantes funden  pintura y  escultura, para crear obras de arte de inmersión que invita a la interacción del espectador. Las piezas fueron a menudo pobladas de personajes …

O muro que você não pode saltar

Esta era la generación que iba a eliminar las fronteras nacionales. En vez de eso, están construyendo murallas para darles mayor concreción. La muralla es la estupidez convertida en estructura visible. Si, como dijo Francis Scott Fitzgerald, la prueba de la verdadera inteligencia consiste en mantener dos ideas opuestas en la mente al mismo tiempo, (o en buen castellano: ver ambos lados de la misma moneda), la estupidez es de naturaleza mural. La muralla sólo se ve de un lado, no tiene ventanas y, por regla general, quien está situado en la parte superior porta un rifle que apunta al otro lado. La muralla es de mal gusto. Es el bronceado naranja de la arquitectura,  la ceja caoba de las fronteras, que por sí solas ya no son muy elegantes. El Muro de Adriano y la Gran Muralla de China son de mal gusto. Su antigüedad no les otorga valor. Más que cualquier otra cosa, la muralla es un símbolo, pero aún como símbolo es poco imaginativo. Ya hay murallas figuradas –y más eficientes– que …

Tritón y Nereida

Plagada está la mitología de adulterios, bestialismos e incestos. Los dioses concibieron bastardos, seres deformes y famosos hijos. El oscuro Tritón ostentaba ser hijo legítimo de Posidón y Anfitrite, reyes del mar. Reino nómada de nereas, hipocampos y titanes. Cortejo submarino sin fuego, que huele a algas y sabe a sal. Comedores de peces crudos, sueñan con compotas a fuego lento, con vino especiado, con torta y miel. Añoran las puestas de sol que disfrutan los bastardos, los deformes, los hombres con piernas. Si Jasón el argonauta pierde su barco en tierra adentro y Tritón le guía de nuevo al mar es sólo por despecho, por envidia al terrícola. Odio es lo que sienten Dioniso, dios de los placeres terrestres y Tritón, dios del inhóspito mar. Cuentan que Tritón reprimía en su cola de pez deseos de hombre, que acosaba en las playas a las bañistas desnudas con piropos y gestos obscenos. Un día, Dioniso, amigo de las mujeres, dejó varado en la arena un odre de vino, dulce como las caricias, y Tritón se …

Cita en Dublín para celebrar el Bloomsday

Bloomsday -16 de junio-  es una celebración anual entre los fanáticos de Joyce en todo el mundo, de Fort Lauderdale a Melbourne, que rememoran el día en que transcurre el “Ulises” comiendo, bebiendo, vistiéndose y paseando como sus personajes. Se lleva a cabo simultáneamente en, al menos, sesenta países de todo el mundo, pero en ninguna parte la celebración resulta tan imaginativa y festiva como en Dublín. Durante el día de Leopold Bloom -conocido como  Bloomsday– hay  acontecimientos diversos que se anuncian por toda la ciudad  para todo aquel que quiera participar, y sus itinerarios -tras los pasos del protagonista de “Ulises”- son seguidos en toda la ciudad. Para esta celebración, centenares de personas visitan Dublín con la intención de recrear los paseos que realizó el protagonista de la novela, Leopoldo Bloom. Se suele organizar una caminata popular que termina en el famoso pub Davy Byrnes, el local donde Bloom realizó una de sus pausas para el almuerzo y donde, según la novela, adquirió un sándwich de queso Gorgonzola y un vaso de vino de Borgoña. …