Música

La canción eterna de Daniel Higgs

Te despiertas en un desierto y ves un árbol seco. Te sientas a la sombra y escuchas la canción que suena hace milenios. Una canción que cambia al mismo tiempo que tú cambias. Todos somos esta canción y quien la canta es Daniel Higgs.

Daniel Higgs es el sacerdote del simbolismo, del arpa judía, del shruti-box, los mantras y los tatuajes; el recitador de una espiritualidad que no predica ninguna religión concreta; el músico de la música que hicieron los primeros hombres; las sombras y las luces que hace 2.000 años que arrastramos; el nómada de la buena nueva.

Daniel Higgs es el ex frontman y letrista de la banda de punk mántrico Lungfish, con una discografía casi bíblica editada por Dischord, pero también integrante de proyectos tan geniales como The Pupils, Fountainsun o The Skull Defekts. Por si fuera poco, además de publicar numerosas grabaciones en solitario, todo el mundo simbólico que rodea su música culmina con una obra visual igualmente hipnótica y mística.

Es realmente inspiradora, una figura que, en pleno siglo XXI, recibe y transmite las canciones de una manera ancestral y pura, sin ningún tipo de vibración comercial y con un poder de conexión que hace casi inútil intentar explicarlo de una manera racional.

LadosiCultural
Anuncios
This entry was posted in: Música