Mes: abril 2016

La canción eterna de Daniel Higgs

Te despiertas en un desierto y ves un árbol seco. Te sientas a la sombra y escuchas la canción que suena hace milenios. Una canción que cambia al mismo tiempo que tú cambias. Todos somos esta canción y quien la canta es Daniel Higgs. Daniel Higgs es el sacerdote del simbolismo, del arpa judía, del shruti-box, los mantras y los tatuajes; el recitador de una espiritualidad que no predica ninguna religión concreta; el músico de la música que hicieron los primeros hombres; las sombras y las luces que hace 2.000 años que arrastramos; el nómada de la buena nueva. Daniel Higgs es el ex frontman y letrista de la banda de punk mántrico Lungfish, con una discografía casi bíblica editada por Dischord, pero también integrante de proyectos tan geniales como The Pupils, Fountainsun o The Skull Defekts. Por si fuera poco, además de publicar numerosas grabaciones en solitario, todo el mundo simbólico que rodea su música culmina con una obra visual igualmente hipnótica y mística. Es realmente inspiradora, una figura que, en pleno siglo XXI, …

Gainsburg y el abominable Dr. Phibes

Justo en el 25 aniversario de la muerte de Serge Gainsburg, el escritor Jacques Lapouge relata en su reciente libro Cinéma et idéologies lo que el recordado compositor y poète-maudit parisino le confesó en el La Rotonde de Montparnasse una noche de verano de 1981: “Que ya era hora de que dentro de una sociedad presuntamente avanzada como la francesa se rehabilitara en toda su integridad la figura y la obra del Dr. Phibes”. No le había complacido al seductor chansonnier judío-francés el tratamiento político que Robert Fuest intentó en su terrorífico film. En cambio, encontraba en la película “El regreso del Dr. Phibes” un compendio filosófico sádico: el sensualismo desbordado y desbordante y el triunfo del vicio sobre la virtud con un fatalismo rectilíneamente predeterminado. Reivindicando a Robert Fuest, queremos recordar aquí que en su film “Aphrodite” se realizaba un sarcástico milagro de multiplicación de panes y peces entre una gente que abominaba el pescado. Visto hoy, el impacto terrorífico de la película puede haber disminuido, pero el demoledor y sutil mensaje que encierra …

El corazón del cielo

“Y articulado que hubieron los siete truenos sus voces, iba yo a escribirlas cuando oí una voz que me decía: sella o reserva en tu mente las cosas que hablaron los siete truenos, y no las escribas”. (Apocalipsis, de San Juan. “Libro Misterioso”. Cap. 10.4)   Del término tifón no sabemos demasiado, pero el nombre del huracán tiene vena, su mito, sus trampas. Como registra Arturo Dávila en su estimulante prólogo a Naufragios, el gran relato clásico de Alvar Núñez Cabeza de Vaca, Huracán aparece en el Popol Vuh y significa corazón del cielo. La odisea, o lo que sea, de Cabeza de Vaca había comenzado al cruzar el estrecho de Florida dejando atrás Cuba en 1528, y el destino le tiró los dados frente a las costas de lo que hoy es Texas. Ocho años caminó entre indios irredentos hasta Culiacán. Y fueron huracanes los que dejaron al explorador a su suerte y le dieron asunto para uno de los mayores relatos de viaje escritos en cualquier lengua. La palabra huracán no es del Popol …

El genio de Akira Kurosawa

Ran, la extraordinaria película de Akira Kurosawa llena de belleza y emoción, con las escenas posiblemente más espectaculares del cine japonés, fue recibida por los críticos con estupefacción. Rodada a los 75 años, cuando ya nadie podía creer que Kurosawa pudiera emprender un desafío de estas proporciones, resume y muestra todo el talento de uno de los directores más admirados del mundo. Diez años antes, en 1975, Kurosawa había rodado las hermosas imágenes de su única película fuera de Japón, la rusa Dersu Uzala, por la que recibió su segundo Oscar. Película que una productora rusa le encargó a Kurosawa y que está basada en un libro de Vladimir Arseniev, un explorador ruso. Además de constituir una apasionada defensa de la ecología avant la lettre, la también comnocida como El cazador es uno de los más bellos cantos a la vida jamás filmados. Una reivindicación de todo aquello que de noble tiene el ser humano, que Kurosawa amó como muy pocos cineastas. Su obra es el fiel testimonio de ese humanismo hoy convertido ya en una rareza. …

Arte impúdico en Buenos Aires

En la calle Corrientes de Buenos Aires, la del tango A media luz de Edgardo Donato, hay una sala de arte de nombre Amberville, con un subtítulo sugerente, Queer and Outsider Art. Dice Daniel Lodge, escocés e inspirador del espacio descentralizador, que el lugar es una house of bent, de difícil traducción pero algo así como casa virada, o pirada. Y que lo de Amberville va de errores y erráticos. O sea, refugio porteño para malditos outsiders, fuera de onda, políticamente incorrectísimos y olvidados del stablishment que pudre poco a poco las neuronas de la capital rioplatense. Lo interesante es que a partir del próximo 15 de mayo expone el gran Irvine LaMarche. Un/una superviviente de tiempos peores, con aquel legendario, anticipador y revolucionario grupo de cabaret político llamado Lowboy Club, en compañía de la bella desparecida Klara Suter. Espectáculo que contribuyó decisivamente a que nos quitáramos el sayón y la caspa de los 80. Irvine LaMarche, que es discípulo tardío de la escuela de Marlene Díetrich y uno de los mayores expertos en la …