Literatura

Sopa de Kafka y tarta de cerezas borgiana

“Bebo para olvidar y como para recordar.”
Manuel Vázquez Montalbán en boca de su personaje Pepe Carvalho.

Hay personas que se enfrentan a la lectura de un libro con la misma actitud que adoptan ante la comida que consumen: los gourmets (y los gourmands) los saborean lentamente con el deseo de que no se les olvide ni se les escape sabor alguno; otros (más vulgares y glotones) los devoran, los engullen con un hambre atroz sin saborear nada, como carne de ave cuando se alarga la cocción y abundan las bebidas; y los hay que huyen de la cotidianidad y se refrescan el cuerpo y el espíritu como si se estuvieran bañando en un gazpacho andaluz.

Existen obras con mucho condimento y sabor, como Cien años de soledad. También deliciosamente aromáticas, como los poemas de Gabriela Mistral; pero hay libros que son como las comidas rápidas servidas en un McDonalds: cualquiera de los títulos de Paulo Coelho. También hay novelas que son iguales a los almuerzos que se sirven en los aviones, como las de Pérez Reverte.

Se puede decir que la cocina y la literatura son artes absolutos y, tal vez con la noble intención de demostrarlo, el fotógrafo inglés Mark Crick se ha metido, en su primera aventura literaria, a imitar los estilos de Proust, Kafka, Steinbeck, García Márquez, Virginia Wolf, Sade, Homero, Borges, Graham Green y hasta catorce maestros de la escritura de todo tiempo y lugar. Y, para hacerlo más difícil todavía, ha aplicado cada uno de ellos a la descripción detallada de una receta: sopa de miso, tiramisú, coq-au-vin, risotto, pollo relleno, tarta de cerezas, fenkata, pollo a la vietnamita, lenguado al estilo de Dieppe…

Además, a cada una le asigna una ilustración propia que puede ser una fotografía, pero también un cuadro o un cómic. Así, cada uno de los catorce relatos que se recogen en estas páginas es una carambola de fantasía a muchas bandas que unas veces sale y otras, no. Con todo, lo original y ambicioso de la idea da lugar a un librito muy recomendable.

Anuncios