default

Cuando anochece…

La noche ejerce una extraña fascinación  sobre nosotros. En ella todo es posible porque las cosas pierden sus contornos reales y precisos y lo que con el sol era un árbol es, con la oscuridad, un hombre de mil brazos que se tambalea y quiere atraparnos. Nada es igual y sin embargo todo permanece inalterado. Esto ya lo sabían los románticos que poblaron sus obras de misterios no desvelados y de amores que hallaban en la noche un espacio donde poder conjugar lo cierto con lo soñado, la verdad con ese hálito de imposibilidad que todo amor lleva consigo.

Cornelia Street. Foto de Jean-Philippe Rebuffet
Anuncios
This entry was posted in: default